Saltar la navegación

Representación de imágenes.

Las imágenes también se representan con bits (en un ordenador todo se representa con bits). La imagen se divide en una matriz de píxeles, en la que cada píxel es un punto de la imagen. En el caso más sencillo, dicho valor es un 0 o un 1: imagen en blanco y negro (puro).

 

Para una imagen en blanco y negro con tonalidades de gris necesita varios bits por píxel: 1 bits: 2 tonos (blanco y negro), 2 bits: 4 tonos, 3 bits: 8 tonos. . . 8 bits (1 byte): 256 tonos que son los que usa la escala de grises.

255, 254, 253, 252,…                                                                                                                    …, 3, 2, 1, 0

 

Las imágenes en color se forman combinando tonos de tres colores básicos: rojo, verde y azul (RGB, del inglés “red, green, blue”).

Cada color se describe con tres números que indican el tono de cada color básico y cada número está entre 0 y 255, es decir 256 valores, por lo que se necesitan 8 bits, un byte por cada uno de los tres.

Por lo que cada color requiere 3 bytes (existen otros “modelos” de color, como el CMYB -cyan, margenta, yellow, black, que es el que usan las impresoras- o el HSB -hue, saturation, brightness-, pero ´este es el más extendido).

 

Dependiendo si la imagen es en blanco y negro, escala de grises o con colo, dicha matriz lleva una cabecera donde se describe la imagen y como viene almacenada.

Representar con 3 bytes cada píxel puede ser un desperdicio de memoria si una imagen usa pocos colores. Un truco consiste en usar una paleta de colores.

La paleta de colores registra, por ejemplo, 256 colores que podemos usar en la imagen, con lo que se necesita ahora un solo byte por pixel, que es el que indica el índice, como se ve en la figura:

Otra forma de compresión, es la compresión de longitud de recorrido. Tanto que esta, como la paleta de colores si la imagen original tiene más colores que los que soporta la paleta, son compresiones con pérdida.

Los factores que afectan al espacio en memoria que ocupará el archivo que contiene una imagen son los dos vistos con anterioridad: número de píxeles (tamaño imagen) y modelo de color (blanco y negro, grises, color RGB).

Existen muchos formatos de imagen distintos, la mayoría aplican compresión (con o sin pérdidas).