Saltar la navegación

Ejemplo 1.

En el ejemplo que se muestra a continuación, los parámetros a tener en cuenta son:

–  Dirección de red A: 192.168.7

–  Dirección de red B: 192.168.9

–  Máscara de red: 255.255.255.0

 

 Básicamente, el número máximo de entradas de las tablas de enrutamiento IP dependen del número de redes conectadas, en este caso son dos, aunque pueden existir ciertas restricciones que aumenten o disminuyan el número de dichas entradas.

Las tablas descritas a continuación contendrán la siguiente información suponiendo que existe intercambio de información entre todos ellos; es decir, no existen restricciones:

–  Tabla de A

Si el host A desea enviar un mensaje a un elemento de su misma subred, tendremos que indicarlo como se muestra en la primera fila. En la primera columna, como destino se indica la dirección de la subred, dejando a 0 el parámetro que indica el número del host (192.168.7.0); es decir, puede ser cualquier máquina de la subred.

Por otro lado, al pertenecer a la misma subred, no tienen que pasar por ningún elemento intermedio, por lo que no es necesario indicar ruta alguna (0.0.0.0).

En la segunda fila se indica la manera de llegar a cualquier elemento de la subred 192.168.9. Para ello, indicamos en la primera columna el destino de la subred y en la segunda columna la puerta por la que debe pasar el datagrama para llegar a la siguiente máquina sobre la que delegará la entrega.

–  Tabla de B

La tabla de B es igual a la tabla de A, ya que pertenece a la misma subred.

–  Tabla de R1  

El router pertenece a ambas redes; en las dos primeras filas, para comunicarse con los host de la red A y de la red B, no necesita indicar la ruta, y el destino deja a 0 la dirección del host.

En las dos últimas filas, se indica la ruta o puerta de salida en el caso de que una máquina de una red desee enviar un mensaje a una máquina de la otra red.

–  Tabla de C

 Al igual que en la tabla A, para comunicarme con las máquinas de una misma red, no se indica ruta; es decir, el mensaje se queda dentro de la propia red. El último cero del destino indica cualquier máquina de la subred.

Podemos ver que si una máquina quiere comunicarse con una máquina de la otra red, necesita saber la puerta de salida, como sucede en la última fila.

En un principio, todos los host están disponibles, aunque puede suceder que no queramos que un host en concreto pueda recibir el datagrama. En ese caso se eliminará la entrada en la tabla.